Cambio de la clavija de un enchufe

Muchas veces queremos reemplazar los equipos que tenemos en nuestras casas, estos reemplazos no deberían ser un fastidio, más bien, esto debe ser un placer de la vida, esta inversión debe ser para una mejor calidad de vida. El mejoramiento de nuestro entorno no proporcionara una vida más cómoda. Hay tareas como remplazar un enchufe, una bombilla, un interruptor, que son muy fácil y cualquiera puede hacer.

Muchas de estas renovaciones las podemos realizar sin ninguna ayuda profesional necesariamente, más que todos los equipos eléctricos que tenemos en nuestros hogares, como es el tema de la clavija de un enchufe. La clavija es un dispositivo hecho con material aislante, con unas barras metálicas (la mayoría de los casos tres barras) las cuales hacen contacto con la electricidad de la casa y la trasmite al aparato a utilizar. En muchos países también se les conoce como enchufe macho.

Diferentes países tienen diferentes estándares, esto es debido a la tensión, capacidad de uso, normas de seguridad, voltaje, amperaje etc. También existen estructuras internacionales que estandarizan algunas normas como la ISO en Europa, el Comité Europeo de Normalización (EN), las  Normas UNE en España y en Argentina las Normas IRAM, antias.

Remplazar una clavija es una tarea muy fácil que no requiere de experiencia alguna y no toma mucho tiempo. Solo lo que se te pide es ponerle ganas. Lo que se quiere es que lo hagas tú mismo, aunque si quieres puedes solicitar un experto para que revise tu trabajo después de terminado.

Que necesitamos para cambiar la clavija

Se deben tener todas las herramientas cerca para así no perder tiempo. Estas son las herramientas que utilizaremos:

Alicate

Existen diferentes tipos de alicates, aquí necesitamos aquellos que corten plástico y alambre fino, con manga aislante preferiblemente.

Destornillador punta fina

Hay destornilladores de todos tamaños, para este trabajo necesitamos unos pequeños con los que se pueda abrir la clavija y conectar los cables de fase, neutro y tierra.

Clavija

Existen varias marcas y puedes seleccionar cualquiera, pero esta debe ser resistente. También se debe elegir el tamaño que se acople a tus necesidades.

Para no equivocarnos, a cada cable lo identificamos según su color, por ejemplo: el cable marrón será fase, el azul será neutro y el amarillo tierra. Existen reglas de color que deben ser seguidas cuando se hacen estas tareas de cableado eléctrico en las viviendas. Esto ayuda mucho a la identificación de un cable al momento de reparar una falla o hacer una nueva instalación.

Pasos para hacer el cambio de clavija

El primer paso será desarmar la clavija, para que no se pierda alguna pieza o los tornillos y ponerlos en un lugar seguro mientras trabajamos.

Para ubicar los cables que se encuentran en el interior de la clavija se debe remover la cubierta aislante donde están los cables fase, neutro y tierra. De esta manera es muy sencillo trabajar, después podremos colocarla de la manera que se encontraba sin perder su estructura original.

Ya sabemos que existen varios tamaños y modelos de clavijas, por eso es importante el modo en que la reparemos, todo depende del modelo, para que cuando se vaya a armar de nuevo no nos equivoquemos con el cableado interno.

Después de haber desarmado la clavija se hacen las conexiones según el color de los cables, seguidamente apretamos cada tornillo con su cable a la base, para que queden firme, así evitaremos un corto circuito al momento de conectar o desconectar la clavija, después se monta de nuevo la clavija y podemos comprobar si funciona.

Lo que queremos es que las averías eléctricas que tengamos en nuestras viviendas o algún aparato eléctrico, las podamos reparar de un modo fácil, rápido y sencillo.