Reparar un enchufe

Un enchufe tiene la probabilidad de probabilidad de dañarse de forma permanente, ya sea por el uso que se les dé, por la mala manipulación, o por cualquier otro motivo. Para saber como reparar este tipo de problemas, te invitamos a seguir leyendo este artículo informativo.

Problemas en un enchufe

Existen casos en los cuales un enchufe puede deteriorarse, esto es causado por una incorrecta manipulación o el sobreuso de los aparatos. En la situación en las cuales esto se observa, se hace indispensable hacer la sustitución del enchufe en cuestión, o, en cualquier caso, hacer una reparación del mismo.

Lo primero que tenemos que hacer para hacer la reparación, es desmontar de su base al enchufe, de esta forma es posible localizar la falla, además de saber cuál es su ubicación. Si en tu hogar los enchufes son aquellos que no pueden desmontarse de forma sencilla, debes tener importante cuidado, ya que existen situaciones en las que es la única solución al problema, es sustituir por completo el enchufe y e instalar uno nuevo.

Forma para reparar los enchufes

Lo primero que se debe hacer una vez descolocado el enchufe, es necesario tener el cableado totalmente suelto para que sea posible hacer el nuevo ensamblaje, luego, se debe retirar una cantidad de material aislante en el cableado por unos cuatro centímetros, de esta forma el pelo quedará visible y listo para conectarse. Se debe tener precaución de no confundir los colores reglamentados que indican el uso de cada uno.

Para unir los cables al enchufe reparado, deben empalmarse alrededor de los tornillos, de esta manera se mantendrán bien unidos al enchufe. Importante atención a colocar cada cable en el tornillo indicado según sea su uso.

Luego de esto, puedes colocar nuevamente el enchufe en la pared o fijarlo donde quiera que éste deba ir.

Cómo evitar el deterioro de un enchufe

El deterioro del enchufe suele darse por el tiempo de vida que tenga el mismo, por los cambios de tensión y por supuesto, por el mal uso de los mismos. Debido a esto, a continuación, presentamos algunos consejos a tomar en cuenta para evitarlo:

  • Evita halar el cableado para que no se desprenda forzadamente.
  • Cuando necesites muchos puntos de unión para enchufar tus aparatos, es recomendable utilizar regletas.
  • Cuando no desees utilizar un aparato eléctrico, es sugerible que no lo mantengas conectado.
  • Hay que prevenir que cada cable conectado al enchufe se encuentre muy tenso, ya que de esa manera se evita que las clavijas se deterioren con el uso
  • Evitar que altas temperaturas tengan contacto con el enchufe. De no considerar esto, es posible que el plástico sufra deformaciones por culpa del calor.